septiembre 18, 2021

Teoría Ómicron

Revista de ciencia ficción y fantasía

CRONISTAS ÓMICRON: Oferta de servicio revitalizador en la P.M.

En Cronistas Ómicron, Sebastián Gómez nos comparte su relato «Oferta de servicio revitalizador en la P-M».

Sebastián Gómez

Me voy por huevón. Adiós a todos. Suerte. Por un poquito de perico humeante solté lengua. Principio: una casita; repropia, bacana y chimbita: rodó con mamita y hermanito. Menos cantaleta de ahora en adelante. Salgo y chuzo con más libertad. Severa tunda me armó, una vez, la comunidad enfurecida, dejándome liso como querubín. Y salí pitado del lugar.

Hurgué en callejón restos de prendas, ocultando mi encuerado. Abrí, después, bolsa en basurero y saqué huesillos de pollo.

—Lo veo pailas, me decían.

—Si no se pone mosca lo mata la ciudad, más ecos.

 Bebo del sucio río.

Ya estoy full: miro, olfateo, presa a la vista y le atrapo —: Uy, muy vistoso con los regalos de papi, no se haga coser— le susurro. Chilla mi víctima. Sale a correr sin pertenencias.

Los documentos del llorón boté al canalizado. Lucas tengo para el brownie. Lo como.

—Ole, pendejo, ya dijo que eso lo hace resistente. Pille esta tableta; grábese el nombre.

—Eso nos envenena, le dije.

—Crezca, pichurria.

—A metros, le grité al poste y vomité su base.


En consultorio: Estoy que no puedo.

El farmacéutico me pregunta—: Cuántas tabletas consume al día.

 —Ninguna.

—Ahí tiene.

—No entiendo, le digo.

—En donde carajos vive usted, mire, a efectos de gran polución, se celebró el contrato que instaura parajes de salubridad.

Digo: Nada, doctor.

—Mucha enfermedad en ciudad obligó a que se desarrollara una simulación para no depender del suministro local, y beber directamente del páramo: agua artificiosa y tan real que complementa el abastecimiento de la ciudad.

—Yo no le creo, doctor.

—Usted verá.

QUIZAS TE INTERESE

Instrucciones de acceso: apoye en su paladar la tableta hasta que se deshaga. No diluir en agua. Acostarse en lugar calmado. Siga las indicaciones del guía. Consulte disposiciones legales en nuestra línea de atención.


Todo se puso azul y gris, y así, aparecí en sendero. Una bola metálica, flotando, me esperaba. Esa vaina me asusto cuando habló. Luego proyectó una pantalla: elegí beber agua entre las demás opciones. La seguí al lugar, y, ronroneaba la cosa como michi, cuando tocaba una cinta amarilla.

—Está prohibido pisar fuera del sendero, decía monótona y lúgubre la esfera.

El frío era severo. Las plantas eran grandes, y tocaba subir, hartísimo, una rara escalonada de tierra. Estaba cansado. El sol se destapo de la niebla: lejos brillaba el lago. Me sentí mareado; arrodillándome, tomé aire: vi los flancos de montañas reverdosas.

La cosa se acercaba a repetir: no cruce la cinta amarilla, no cruce…

—Ya, ya, ya voy, le grité, levantándome, y por fin llegué.

—Lávese las manos en arroyo — zumbó la bola— y que a gatas fuera al borde y metiera la cabeza.

Y lo hice. Un azul helado refresco mi paladar. Frescor quemándome. Puaj.

—Por favor no vomite, decía la bola.

Me alejé. Resbalé por la pendiente y reboté; a mi paso, se me prendían musgo, blandas y raspantes superficies. Y choqué, adolorido, en un pilar que al derrumbarse generó mucho caos.


Regresé. El sabor de la tableta no noté. Me fijé que estaba sin moretones. Pero el sabor de aquella limpia y asquerosa agua no aguantaba. Corrí. El canalizado estaba seco. Rodeé una manzana y crucé la calle, atravesando dos manzanas, un potrero, y, el rio, donde me bañaba y bebía, se volvió barrizal. Fin.


Vacié el perico. Ya había confesado. La papada del doctor amenazó con lanzar humo.

—Lo denunciaré —soltó el farmacéutico —, debí suponer que un desadaptado como usted echaría a perder el orden.

No sé qué mas dijo.

¿Escapo o afronto mi crimen?


Noticia: simulación perjudicada.

 Equilibrios alterados por desprendimiento de cobertura vegetal que expuso al lugar a una erosión sin precedentes. La simulación tan arraigada al medio físico lo agosto. Las fallas programáticas crecieron. Su inestabilidad alteró el ciclo hídrico; biogeoquímico; energético, y el dinamismo en el ecosistema. La farmacéutica y la central BioQTIA quebraron. Se despoblaron las veredas; los pudientes se trasladaron a lujosos casones; se empolvaron las casas; las emisiones atmosféricas se redujeron; los robos y suicidios y extorsiones se renovaron en adyacentes ciudades colosales.

NOTA

Glosario

Perico: Cafecito con leche.

Bacano: Cuando algo está tremendo o muy bueno.

Chuzar: Apuñalar

Chimba: bueno o bonito.

Cantaleta: Esto se refiere a cuando una persona regaña o repite muchas veces el mismo tema o asunto y termina siendo molesto para la otra persona.

Pichurria: Expresión despectiva o de inutilidad hacia otra persona.

Lucas: Palabra utilizada para definir la plata o dinero.

Brownie: Torta alucinógena .

FOTO: Imagen de Gerd Altmann en Pixabay

Sebastián Gómez

Colombia. Estudió ingeniería ambiental. Ha participado y colaborado en la Revista Máquina combinatoria.