Teoría Ómicron

Revista de ciencia ficción y fantasía

Publicamos el relato Y2K de Daniel Mayorga Hernández.

Daniel Mayorga Hernández

Era treinta y uno de diciembre de mil novecientos noventa y nueve, faltaban solo segundos para la llegada del año nuevo, así como la del milenio. En cada rincón del mundo no había persona que no esperara la gran celebración, pues para la humanidad la llegada de un nuevo año implicaba un montón de posibilidades, oportunidades de comenzar nuevamente, de rehacer sus vidas y enmendar los errores cometidos a lo largo del año que estaba ya por morir.

En las televisoras comenzaban a transmitirse las festividades que se estaban dando alrededor del globo. El júbilo, la tensión, la alegría, así como la ansiedad de todos se aglomeraron y estallarían cuando el cronometro llegase a cero.

Diez… Comenzaba la cuenta regresiva, todos los ojos se posaban sobre los relojes que estuviesen disponibles, aguardando.

Nueve…Los labios de la gente se movían al unísono mientras entonaban el conteo, como una especie de melodía tradicional y matemática, simple pero encantadora.

Quizás te interese

Ocho…Aquellos que estaban tomados de las manos o abrazados lo hicieron con más fuerza, sus esperanzas aumentaban a medida que los números se iban reduciendo.

Siete…Las sonrisas escapaban de algunos labios y algunos ojos se apartaban de los contadores con la intención mirar a otras personas importantes, deseaban que lo primero que vieran los primeros segundos del nuevo año fuera algo preciado.

Seis…En las mesas de banquete, los cubiertos detuvieron su función, aquellos sentados se pusieron de pie alistándose para el gran momento.

Cinco…Los juegos y gritos alegres de los niños eran detenidos por los adultos, quienes los querían con ellos cuando hubiera que darle la bienvenida al año nuevo y los infantes obedecieron a quienes los llamaban, fue entonces así que las pequeñas creaturas corrieron a tomar de la mano a sus padres.

Cuatro… Comenzaron a encenderse los fuegos artificiales, las mechas se iluminaron y sesearon al apenas encenderse, estas comenzaron a consumirse con rapidez.

Tres… Las copas comenzaron a ser levantadas con lentitud, parecía que quienes las alzaban deseaban que su llegada hasta arriba se sincronizara con el arribo de la media noche.

Dos… Los pulmones de la humanidad se llenaron con aire, su mente con deseos, sus bocas con uvas o vino. Estaban ya listos para gritar y así concluir aquel ritual.

Uno…—¡Feliz año nuevo! —Alcanzaron a gritar algunos antes de detenerse de repente. Los aviones se congelaron en el cielo, los fuegos artificiales quedaron suspendidos en el aire y las chispas se mantuvieron estáticas sin apagarse.  Lo que tuvo alguna vez movimiento se detuvo en su totalidad, desde los infinitamente pequeños electrones en los átomos, hasta las colosales galaxias moviéndose a la deriva en el multiverso.

Recomendaciones

  • LEYENDAS DE ALQUILER

    Autor: Pedro Pablo Picazo

    ÓMICRON BOOKS

    Libro digital – Ciencia Ficción

    Formato: ePub y PDF Este libro se puede visualizar en dispositivos iPad, iPhone, Tablets, celulares, PC y Mac

    Leer más

  • POPAPOCALIPSIS

    Autor: Lautaro Vincon

    ÓMICRON BOOKS

    Libro digital – Ciencia Ficción

    Formato: ePub y PDF Este libro se puede visualizar en dispositivos iPad, iPhone, Tablets, celulares, PC y Mac

    Leer más

  • TODOS LOS INFIERNOS: Antología ecuatoriana de terror contemporáneo

    Varios Autores

    ÓMICRON BOOKS – LIBROS DUENDES

    Libro digital – Terror

    Formato: ePub y PDF Este libro se puede visualizar en dispositivos iPad, iPhone, Tablets, celulares, PC y Mac

    Leer más

El silencio absoluto reinó durante varios minutos, la vida dejó de fluir. En el firmamento aparecieron múltiples disrupturas, similares a los glitches que ocasionalmente se presentan en los videojuegos que interrumpían el uniforme color negro característico de la noche, dejando una estela de colores rojos y azules que se alternaban rápidamente para después desaparecer. Dicha condición se presentó igualmente en los demás componentes del mundo; en el mar, los árboles, autos, en los edificios también y finalmente en las personas. Luego de ello todo comenzó a desintegrarse, los cuerpos inertes se convertían en bits, en ceros y unos elevándose como humo que se desvanecía mientras se iban elevando.

 Todo estaba listo para reiniciar la simulación.

FOTO: Pixabay

Daniel Mayorga Hernández

Soy originario de Matamoros, Tamaulipas, México. 

Pero lo que me llevó a querer intentar la escritura, fue haber leído “La divina comedia” de Dante Alighieri. Esa obra fue un detonante para mí, haciéndome leer a más autores, como King, Katzenbach, Dan Brown y Tolkien. Al leerlos a todos ellos algo en mi me impulso a querer escribir mis propias historias, pasé entonces así algo de tiempo pensando hasta que un concepto se formó y se consolidó en mi primer libro “Crónicas de un tiempo oscuro: La ciudad oscura” que fue publicado a finales del 2019, el cual está pensado como la primera parte de una saga.

También intento hacerme un nombre en el mundo de los escritores, es por eso que participo en tantas convocatorias como me es posible, algunos de mis textos ya publicados son: “Silencio”, “El último caminante de carne”, “Toto”, “Hermano”, “El hombre del farol (Publicado en una antología de terror), así como muchos otros relatos hallados en mi canal de YouTube “ La forja de las pesadillas ( https://www.youtube.com/channel/UCYEOALu7IxM2ajF5QwdrWsQ )

Anuncios