CRONISTAS ÓMICRON: Tu poder es mi poder

Publicamos el relato «Tu poder es mi poder» de Dante Vázquez.

Por Dante Vázquez M.

Quien tiene un por qué para vivir, encontrará casi siempre el cómo.

Friedrich Nietzsche

I

El árbol de la sabiduría estaba a punto de despertar. V-03 y D-07 corrían a máxima velocidad, detrás de ellos iban a la caza los perros cibernéticos de Valerian’s Company. Bajo un cielo lleno de estrellas rosas y blancas, y luces neón naranja y amarillas, V-03 se detuvo para darle ventaja a D-07. D-07 volteó a mirarla, V-03 le sonrió y guiñó el ojo. En la memoria de D-07 resonó la voz melódica de V-03: “Siempre volveré a ti con vida, no importa donde esté.” 

            Se oyeron explosiones. D-07 llegó frente a una gigantesca puerta de metal platinado que tenía grabados símbolos alquímicos que resplandecían anegados de vida, eran pequeños ríos de líquido lumínico color verde. El pecho de D-07 se abrió y de éste emergió una esfera de energía escarlata. Un fuerte golpe hizo volar a D-07, hasta estrellarse contra el suelo. Aturdido se levantó y entre el polvo vio la enorme silueta de Kodiak, el presidente de Valerian´s Company. Saltó a su encuentro. Kodiak, con la esfera en una mano, esquivaba tranquilo cada ataque de D-07 con gran facilidad, sin importar que tan rápidos fueran. Una patada estampó a D-07 en la puerta. Arrodillado concluyó que, para recuperar la esfera, la única alternativa viable era utilizar la Ley del intercambio equivalente. 

Las nubes flotaban lentas. Las pisadas de Kodiak hacían temblar la gigantesca puerta, donde recargado D-07 esperaba poder soportar lo que se aproximaba.  


Más sobre CRONISTAS ÓMICRON


II

Hubo terremotos, inundaciones e incendios, que dejaron devastadas tres cuartas partes del planeta, después de la gran pandemia causada por el COV-SARS-ID 9. Durante muchos años de hambruna, enfermedad e incertidumbre, se dieron grandes avances en tecnología de la salud y robótica, había que remplazar las pérdidas para continuar sobreviviendo. Valerian’s Company contribuyó en gran medida a esta empresa, construyendo un imperio que monopolizó recursos naturales y ciudades enteras. Significó un cambio en beneficio de toda la humanidad, el equilibrio de natural. Su fundador, Nasibov Ramin, plantó la semilla del árbol de la sabiduría, en el corazón de la Tierra, con el propósito de recordarle a la humanidad que todo es uno y uno es todo. El día de su muerte nadie imaginó lo que vendría. Su hijo Kodiak quería que el mundo dependiera de Valerian´s Company en cualquier momento y para cualquier cosa. Así que se dedicó a sembrar el caos y el miedo, mediante la Ley de la entropía y la Ley de la miseria. Por tales motivos el árbol de la sabiduría le resultaba un estorbo; cuando despertara esparciría semillas como esporas de tiempo por el planeta entero. 

            Nadie tenía conocimiento de la existencia de V-03 y D-07; Nasibov Ramin, de acuerdo a la Ley del balance y al sistema DISC, los creó por si había alguna anomalía. Cada uno de ellos poseía una parte de lo que él llamaba Corazón del Universo. Uno era femenino; y, el otro masculino. Y juntos representan pensamiento y acción, núcleo interdependiente autónomo de una vida compartida, Ley de la individualidad y Ley de la luz. Miraron asombrados el infinito espejo del cielo, la mañana que se tomaron de las manos para dirigirse al árbol de la sabiduría y ahí entregar el gran tesoro que se les dio a proteger. 

III

V-03 le piso la cabeza al último perro cibernético y cojeando, y con un brazo desgarrado, sólo avanzó unos metros: uno de los canes insertó una diminuta bomba dentro de ella. 

Kodiak agarró del cuello a D-07 y lo elevó frente a él. De un cabezazo le destrozó media cara. D-07 reaccionó pateándole las costillas. La reacción de Kodiak fue una carcajada estridente. Casi al desvanecerse una esfera de energía azul acarició a D-07 por la espalda, y luego en un chispazo arrebató la esfera escarlata a Kodiak. Ambas esferas giraron en elipsis siguiendo el patrón de la órbita de un átomo. D-07 apretó los puños y, con la fuerza que aún le quedaba, logró partirle el brazo izquierdo a Kodiak. Gritó de dolor, esta vez la armadura que portaba le había fallado. Iracundo se abalanzó sobre D-07. Las dos esferas, siendo una, dejaron una estela bicolor antes de chocar con el cuerpo de Kodiak. Rodó varios metros junto a D-07, a quien aferró a su mano constrictora. Kodiak azotó contra el suelo a D-07 hasta deshacerlo. 

El suelo se fue iluminando de verde mientras el rechinido de la gigantesca puerta abriendo sus hojas resquebrajaba el silencio del entorno. Kodiak corrió con el brazo estirado tratando de alcanzar a las dos esferas. Una ventisca de motas arcoíris lo arrastró envolviéndolo entre rayitos eléctricos.  

            Hay una semilla del árbol de la sabiduría en el interior de cada ser que habita en la tercer estrella del sistema solar. El sacrificio individual garantiza la seguridad de la colonia. Los niños conocen a V-03 y D-07 a través de cuentos, y por los dos astros que cada noche centellean bajo la Luna. 

Foto: Imagen de ArtTower en Pixabay

Dante Vázquez M.

México, 1980. Finalista del XI Certamen Internacional de Poesía Fantástica miNatura 2019; finalista del IX Certamen Internacional de Poesía Fantástica miNatura 2017; finalista del III Premio Internacional de Poesía Jovellanos, El mejor Poema del Mundo, Ediciones Nobel, 2016; primer lugar en el Concurso Cuentos de Mucho Miedo, Mucho Miedo Mx: Todo sobre Horror, 2015; ganó el VI Certamen Internacional de Poesía Fantástica miNatura 2014. Es autor de Apocalipsis hoy, (H)onda Nómada Ediciones, Colección Pase de Abordar, 2013. Cuentos y poemas suyos han sido publicados en distintas antologías y revistas digitales e impresas.