Mar. May 26th, 2020

CRONISTA ÓMICRON: El mundo que viene

En Cronistas Ómicron: Teresa Sánchez nos comparte su relato «El mundo que viene».

Por Teresa Sánchez Ruiz

En una galaxia no muy lejana, existió una liebre voladora llamada Morgana.

Era ligera, dura y atlética. Su pelo suave se alborotaba con la brisa y remolineaba en espiral, con estándares de calidad de brisa. No hablo de los ventiladores en los conciertos de Beyoncé.

Se desplazaba con su mente, como en una alfombra voladora, y disfrutaba viendo el mundo desde arriba como lo vería el vicepresidente de Google antes de saltar como a un hormiguero cronometrado.

Sentía cierta compasión por sus habitantes, pues no es más pobre el que no tiene, sino el que no piensa o carece de fibra sensible.

Los llamaba “pobres espirituales”, desde su modesta opinión; aunque era consciente de que no era culpa expresa de ellas, pues el mundo no se puede cambiar, sino a las personas para que cambien el mundo, y los gobiernos o sistemas se ocupaban de que esto no ocurriera.

Todo funciona en blockchain, en un bloque encadenado que genera exabytes de la no información, del entretenimiento absurdo.

Así nunca se producirá una neo revolución. El mismo sistema produce marginalidad para que el futuro traiga mayor disrupción social. Se trata de crear nuevas inteligencias artificiales, que impidan pensar, y que alimenten la estupidez artificial.

Por otro lado, las nuevas tecnologías sólo se aplican en países desarrollados, de forma que los menos afortunados, ricos en recursos naturales y energías, nunca vivirán una abundancia generalizada porque allí las guerras no menguan. Las epidemias, tampoco.

Así flotaba la liebre cuando oyó pronunciar su nombre con una ternura infinita, deteniéndose en cada fonema con una música única…y sus neuronas voladoras chirriaron con un frenazo estridente, y dijo convencida:

-Aquí me bajo yo.

Nota:

El presente relato forma parte del libro «Relatos Rebeldes(1ra parte)»

Foto: Imagen de FelixMittermeier en Pixabay

Teresa Sánchez Ruiz

España. Escritora y Docente. Algunas de sus obras: Relatos Rebeldes (1ra parte), Relatos Rebeldes (2da parte), Olvidadas Líberas.


Anuncios