Anuncios
Sáb. Dic 14th, 2019

ÓMICRON FUTURO: Difícil de entender

José A. García nos comparte una crónica ficticia sobre una energía futurista de alto impacto.

Anuncios

Por José A. García

Como la teoría suele ser confusa, por la profusión de términos científicos en ella incluidos, intentaré definir lo que debemos entender al hablar de un punto de focalización de energía cronal.

Cada uno de estos puntos son los lugares comunes que todo nuevo cronoviajero pretende visitar. Debido a la conjunción de una enorme cantidad de líneas energéticas dirigidas hacia un único punto en el tiempo y el espacio se crea un polo de atracción tal que, las restantes líneas de energía, que no se dirigen hacia ese punto en particular, sufren una fluctuación dentro de su campo, tendiente hacia él. Esto genera inconvenientes relativos al arribo de los cronoviajeros a los lugares determinados, la no aparición del equipaje previamente despachado, o el que las reservaciones necesarias no hayan sido aún realizadas.

Por ejemplo: lo quiera o no, un viajero con rumbo a cualquier momento del convencionalmente denominado siglo VIII d.c., deberá maniobrar los mecanismo controladores del flujo energéticos de manera tal que evita ser atraído, irremediablemente, hacia la coronación de Carlomagno; hecho visitado constantemente por viajeros de todas las épocas presentes y futuras. Algo similar sucede con varios puntos espaciotemporales de variada relevancia sociopolíticacultural. Entre ellos: la llegada de los pueblos nórdicos a Terranova; la firma del Pacto de Viena; el inicio de la cuarta guerra mundial; la presentación del primer embrión viable de posthumano; el descubrimiento del isótopo de uranio no radiactivo; y un etcétera no demasiado extenso.

Estos puntos de focalización suelen ser un fastidio para los cronoviajeros, incluidos los más experimentados. Los recién graduados de la Academia Temporal no hacen más que caer en ellos. ¡Tanto a la ida como al regreso de su viaje!

Influyen en la formación de nuevos puntos de focalización, las agencias de turismo, la publicidad y, por supuesto, la proliferación de nuevos estudios históricos; ya que toda persona con los recursos suficientes para costearse el viaje, intentará comprobar por sí misma si las fotografías de la prensa son verdaderas, si tales paisajes existen o son mera propaganda o si lo dicho por los historiadores fue cierto.

Lamentablemente, una vez establecido uno de estos puntos de focalización, no existe forma, aún, de revertir esta situación. Por lo cual la investigación, los viajes de placer, las huidas a través del tiempo-espacio, se volverán cada vez más complicadas de realizar. El viaje cronotemporal volverá a ser, de esta manera, únicamente accesible para los especialistas y experimentados en la medida en que no sepamos controlar este impulso por revivir, una y otra vez, un mismo acontecimiento.

Por último, debo decir que estos puntos de focalización de energía cronal, no dejan de multiplicarse. Incluso en éste momento se forma uno en torno a la conferencia que aquí nos reúne. Alterando, para siempre, la fisonomía de nuestro siglo.

Foto: Imagen de Hans Braxmeier en Pixabay

Luis A. García

Argentina, 1983. Escritor, guionista de historietas, blogger y profesor de historia. Publicó el libro de cuentos Fábulas del cuaderno verde (2014) y diversas colaboraciones en publicaciones literarias, tanto dentro del género de la ciencia ficción como por fuera del mismo, de Argentina y España en formato digital y en formato papel. Actualmente se encuentra preparando una nueva compilación de relatos de ciencia ficción pronta a editarse, en algún momento, en el futuro, quizá muy lejano.

Página web personal: www.proyectoazúcar.com.ar


Anuncio

Descarga este artículo como un e-book

Anuncios

1 pensamiento sobre “ÓMICRON FUTURO: Difícil de entender

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más artículos

Sé un omicroniano

A %d blogueros les gusta esto: