CINEMA OMICRON: Arrival, la dimensión del tiempo.

Monica Marchesky

Por Mónica Marchesky

 

arrival_ver8_xxlgFICHA TÉCNICA

DIRECTOR: Denis Villeneuve

TEMÁTICA: Basada en “La historia de tu vida”

de Ted Chiang.

ESTRENO: 1 de septiembre de 2016

(Festival de Venecia)

Doce naves alienígenas de más de 450 metros de altura han llegado a la Tierra, situándose en diversos puntos del planeta. La respetada experta en lingüística Louise Banks (Amy Adams) es entonces requerida por el Gobierno de los Estados Unidos con el fin de descifrar y traducir el mensaje que los extraterrestres intentan transmitir a la humanidad. La acompañará en la aventura, el físico Ian Donnelly (Jeremy Renner). Bajo el mando del Coronel Weber (Forest Whitaker).

EL DIRECTOR

 Denis Villeneuve nació en Canadá en 1967. Director de cine, guionista. Nominado a un premio Oscar por este film en 2016.

Ha ganado tres premios Genie como mejor director, por sus largometrajes Maelström (2000), Polytechnique (2009) e Incendies (2010). La película Incendies fue nominada además a un Óscar en la categoría de mejor película de habla no inglesa. Internacionalmente, es conocido por haber dirigido las cintas Prisoners, Sicario, Arrival y Blade Runner 2049. Actualmente está embarcado en la realización de “Dune” basada en la historia de Frank Herbert.

9788498891010

EL ESCRITOR

Ted Chiang nació en Port Jefferson en 1967 y se graduó en ciencias de la computación en la universidad Brown. Ha recibido cuatro premios Hugo y cuatro Nébula. Trabaja sobre todo en la ficción especulativa.

LA HISTORIA

Está basada en una novela de Ted Chiang.

Algunas referencias a la novela original:

            Me acerqué al espejo y el heptápodo del otro lado hizo lo mismo. La imagen era tan realista que se me puso la piel de gallina. Podía ver la textura de su piel gris, como hebras de pana dispuestas en espirales y bucles. No había ningún olor procedente del espejo, lo que en cierta forma hacía que la situación fuera aún más extraña.

Me señalé a mí misma y dije lentamente:

            —Humano. —Luego señalé a Gary—. Humano. —Luego señalé a los dos heptápodos y dije—: ¿Qué sois vosotros?

            (…) —Su escritura no está dividida en palabras; una frase se escribe uniendo los logogramas de las palabras componentes. Unen los logogramas rotándolos y modificándolos. Echa un vistazo. —Le mostré cómo rotaban los logogramas. (…)

(…) Con frecuencia preguntábamos a los heptápodos por qué habían venido. Siempre respondían «para ver» o «para observar». De hecho, a veces preferían observarnos en silencio en lugar de responder a nuestras preguntas. Quizá eran científicos, quizá eran turistas. (…)

¿Era realmente posible conocer el futuro? No sencillamente adivinarlo. ¿Era posible saber lo que iba a pasar, con absoluta certidumbre y con detalle? Gary me había dicho que las leyes fundamentales de la física eran simétricas en el tiempo, que no había una diferencia física entre el pasado y el futuro. Dado eso, alguien podría decir «sí, en teoría». Pero hablando más en concreto, la mayoría respondería que no, a causa del libre albedrío.

Una raza no humana, los llamados “Heptápodos” desciende a la tierra y se mantiene “flotando” a la espera de que puedan comunicarse con los humanos. Descifrar el lenguaje de estos seres es una tarea tan ardua como inquietante para los protagonistas. El manejo de tiempo es inesperado, las imágenes se suceden como en una cinta y en determinado momento se mezclan presente y futuro. En el texto original la protagonista se comunica con una hija que todavía no nació.

El guion escrito por Eric Heisserer, es notablemente fiel al texto, se reconocen diálogos y acciones.

Hay una demanda de información por parte de todas las potencias del planeta, se nota una cierta incertidumbre, pero ya no es la visión aterradora como vimos en “La guerra de los mundos”. No es un cine catástrofe; es una historia más inteligente, que violenta. Al principio nos desorientan las visiones de la protagonista, como un sueño recordado, pero al final nos damos cuenta que todo es un ir y venir sobre la misma pista.

Encontramos un Punto Jonbarde inflexión donde se unen presente y futuro y es cuando realmente se puede cambiar el destino de la humanidad. Este punto es un concepto ficticio utilizado en la literatura de ciencia ficción para representar el resultado divergente de dos acontecimientos. Finalmente, los espejos se disuelven, como si todo lo vivido hubiera sido una irrealidad.

arrival-aliens-213920-1280x0.png

En “La historia de tu vida” (que es el cuento en que se basa la película), Chiang, hace una clara referencia a la filosofía del tiempo de Jorge Luis Borges. Nos dice: Me gustaba imaginarme esa objeción como una fábula de Borges: pensad en una persona situada ante el Libro del tiempo, la crónica que recoge cada hecho, pasado y futuro.

Los espejos como llama Chiang a las naves, vendrían a ser los espejos de Borges, que imitan la realidad, descubriendo verdades desconocidas.

Los espejos son compañía, aguardan, son hermanos y a la vez acechan, duplican los movimientos, “insomnes y fatales” multiplican las cosas. ¿Qué fuerzas se contraponen? ¿Cuánto puede el arte frente a la obsolescencia de la realidad y su reflejo espectral? (1)

Según Borges en su ensayo “La nueva refutación del tiempo”

El tiempo es la sustancia de que estoy hecho. El tiempo es un río que me arrebata, pero yo soy el río; es un tigre que me destroza, pero yo soy el tigre; es un fuego que me consume, pero yo soy el fuego. El mundo, desgraciadamente, es real; yo, desgraciadamente, soy Borges.

Queda claro que, si el tiempo es una construcción del hombre, al construir el tiempo, el hombre se construye a sí mismo. De esa manera el presente, pasado y futuro están en una misma línea temporal.

 

arrival-anatomy-superJumbo

La pregunta que nos hacemos es: ¿Cuál es la dimensión del tiempo? Según la visión de estos visitantes extraterrestres, el tiempo es solo una proyección de la conciencia. Algo que Berkeley afirma cuando dice: Que el mundo para nosotros es el percibido y nada más.

Aristóteles reflexionó sobre la metafísica del tiempo. ¿Si no existe la mente, el tiempo tampoco existiría? “Debemos preguntarnos: ¿Si la mente no existe, el tiempo puede existir o no? Porque si no hay nadie que perciba esto, no habrá nada que percibir”. Aristóteles no contesta esta pregunta directamente porque dice que la respuesta depende si el tiempo es el número de movimientos conscientes, o solo la capacidad de la conciencia de percibir el número de movimientos. Esta distinción de Aristóteles es la base del moderno concepto de “Tiempo sicológico” y “Tiempo físico”(2)

Nos remontamos a uno de los pioneros de la simetría del tiempo que fue Eugene Paul Wigner (1902-1995), físico y matemático húngaro que recibió el Premio Nobel de Física en 1963. En su teoría, sentó las bases para la aplicación de los principios de simetría aplicados a la mecánica cuántica. Según el matemático, las leyes de la física no deben distinguir entre la derecha y la izquierda; o entre el tiempo positivo o negativo. Concepto que vemos en Arrival, ese concepto de tiempo como una línea simétrica que no está de acuerdo por ejemplo con la asimetría del tiempo que trata Orson Wells en su novela “La máquina de del tiempo” que viaja al pasado, pero no puede viajar al futuro. Tampoco ésta postura está de acuerdo con el recientemente desaparecido Stephen Hawking, en su “Conjetura de la Protección Cronológica” donde establece que las leyes de la física no permiten el viaje en el tiempo, agrega que, teóricamente se podría viajar al pasado, pero no al futuro, porque son sucesos que aún no han transcurrido. Además, si nos ponemos a hilar muy fino, estaría la teoría del “Tiempo como una red” donde los sucesos se duplican y nunca son los mismos.

arrival

Pero vayamos a Arrival que se basa en la teoría Simétrica del tiempo, donde estamos viviendo un presente, recordando el pasado y vivenciando un futuro. Seríamos entonces un eje o pivote donde el tiempo se manifiesta sobre un punto fijo que sería nuestro presente. Adquiriendo así una dimensión filosófica. Esa es la enseñanza o el legado que quieren dejar a la humanidad los Heptápodos de Chiang.

Según el físico teórico Michio Kaku, nuestra apreciación del tiempo es engañosa, el tiempo nunca es regular, sino relativo, tal como indica la Teoría de la Relatividad Especial de Einstein, ni solo corre en una dirección y no es cierto que nunca se detiene. Su estudio de esas pequeñas partículas que se llaman “muones” indican que el viaje de estas partículas se dilata, se ralentiza para llegar a la tierra.

Encontrarnos con un texto de esta naturaleza es agradable, además, la historia está llevada a escena por Denis Villenueve, director de Blade Runner 2049. Es ese tipo de historias especulativas que nos dejan pensando y ese es el fuerte de la ciencia ficción. Como escritora del género he encontrado un mundo detrás del guion, no es solo una visita de naves extraterrestres.

Referencias

(1)  Borges y la filosofía del tiempo, Margarita Schultz

(2)  La estructura del tiempo y los viajes temporales, Eduardo A. Esquivel

Fotos:  Arrival / FilmNation Entertainment, 21 Laps Entertainment y Lava Bear Films; La historia de tu vida, Almaut. 


Monica Marchesky

uruguay-162455_640

Mónica Marchesky

Nació en Salto, Uruguay, 1959. Poeta, novelista y ensayista uruguaya. Se la vincula al Grupo Surrealista del Río de la Plata. Un cuento gótico de su autoría fue publicado en: III Premi Literari de Constantí – Narrativa Breu. (Tarragona-España, 2005). Participó en el festival de cuento breve del Centro Toluqueño de Escritores y varios de sus trabajos fueron recogidos en la antología: Los mil y un insomnios (Toluca–México). Primer premio ensayo y Primer premio cuento en concurso Dr. Alberto Manini Ríos. Mención con publicación del cuento “Flores Exóticas” (2007) en el Primer Concurso Nacional de Cuentos Paco Espínola, organizado por la Biblioteca Nacional y Radio Difusión Sodre. Mención con publicación en 6º Concurso de Minicuentos de Antel (2012), convocado por la Biblioteca Nacional y La Máquina de Pensar. Es co-fundadora del Grupo Fantástico de Montevideo. Fundadora de 11/12/13 Grupo Surrealista de Uruguay. Directora en MMEdiciones. Coordinadora de Escritores Creativos, Taller de Narrativa. Participó en los años 2013/14/15/16/17/18 de Ruido Blanco, Antología de Ciencia Ficción Uruguaya. Un poema suyo pue publicado en Vericuetos 26 “Literatura Uruguaya Contemporánea” (París-Francia 2014).

 

Anuncios

One Reply to “CINEMA OMICRON: Arrival, la dimensión del tiempo.”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.