CINEMA OMICRON: La tecnología, un sobreviviente apocalíptico

Monica Marchesky

Por Mónica Marchesky

 

“El black mirror —espejo negro— del título es lo que usted encontrará en cada pared, en cada escritorio, en la palma de cada mano: la pantalla fría y brillante de un televisor, un monitor, un teléfono inteligente”

Charlie Brooker, The Guardian

 

Black Mirror es una serie de televisión británica creada por Charlton Brooker (1971), más conocido por Charlie Brooker, escritor inglés, locutor y satírico. La sátira se ve en muchos de los guiones; si bien la serie gira en torno a cómo la tecnología afecta a nuestras vidas, muchas veces estamos frente a la ironía de su aplicación.

Es inquietante como logra aunar una tecnología de avanzada, futurista y no por eso tan lejos de lo que estamos viviendo hoy, con la parte más oscura del ser humano, con los instintos más primitivos. ¿Lograremos en algún momento ser parte de esa tecnología? Hay muchas dudas al respecto. Según el físico teórico Michio Kaku, el hombre volverá a las cavernas. Y el escritor Ray Bradbury aseguraba que el hombre volverá al papel. Esto, traducido a nuestro universo quiere decir que una mala aplicación de la tecnología asociada a nuestra vida, terminará por destruirnos. Punto neurálgico de black mirror.

La serie no es consecutiva, sus capítulos son distintos, así como también los directores y los actores, de ahí esa forma tan atractiva del formato.

voxpje3ntfedue3a8jvt

The National Anthem (El himno nacional) Es el primer capítulo de la temporada 1, se estrenó el 4 de diciembre de 2011. El actor londinense Rory Kinnear interpreta al Primer Ministro británico. Este actor es recordado por interpretar al monstruo creado por el Dr. Frankenstein en la serie Penny Dreadful.

El capítulo trata de un chantaje y cómo las redes sociales son cómplices de todo lo que pasa en el mundo. Trata de la exposición en las redes. Cómo los videos se vuelven virales y no podemos detenerlos, una vez que son subidos, es inevitable el bochorno.

Seguimos viendo los capítulos y nos encontramos con un futuro distópico, en un entorno parecido al presente, donde las personas viven en espacios cerrados y automatizados. Las paredes están cubiertas por pantallas de video en la que se proyectan imágenes personalizadas y publicidad. Para ganarse la vida su trabajo consiste en pedalear bicicletas estáticas que producen energía a cambio de “méritos”, una moneda virtual que se utiliza para comprar alimentos, bienes, artículos virtuales para su avatar y programas de pasatiempo. Es una exagerada crítica a los programas de entretenimientos.

The Entire History Of You (toda tu historia) Primer capítulo de la segunda temporada. Nuestra realidad transcurre en una realidad alternativa donde la gente registra todo lo que hace, ven o escuchan, en un dispositivo electrónico que se les implanta al nacer detrás de la oreja. Quienes lo equipan luego son capaces de reproducir lo grabado en una pantalla o en sus propios ojos. Este capítulo fue uno de los más interrogativos a mi entender de la serie, porque se plantea la parte moral de ¿hasta dónde mi vida privada es mía, o ¿mis recuerdos son míos o se comparten? ¿Y si esos recuerdos se vuelven contra mí? Vemos nuevamente la aplicación de la tecnología hacia los seres humanos que se sienten impotentes y son rehenes de su propia creación. “El monstruo ataca a su creador” como en Frankenstein. Tema que se repite en varios episodios.

Transmisores que husmean en nuestras vidas como los “White Bear” que están grabando todo lo que hacemos. No muy lejos de la realidad.

Nos encontramos también con un “Ojo Z” que anima a chicos cuya timidez les impide entablar relaciones. Luego de ver Snowden (película estadounidense que cuenta la vida de Edward J. Snowden, el hacker más sonado de los últimos tiempos) ya quedamos un poco paranoicos; pero luego de ver “Ojo Z”, se sugiere a la población, reforzar la cinta que tapa la cámara de su laptop.

Black-Mirror-nosedive

Nosedive (Caída en Picada): Primer episodio de la tercera temporada. Cómo nos obsesionamos con las redes sociales, es una sátira a los me gusta, o deditos para arriba, con los cuales aceptamos o rechazamos a una persona por sus actos, por cómo se comporta en sociedad, en fin, un capítulo tan exótico como realista de los tiempos que estamos viviendo. Si tenemos muchos “me gusta” podremos tener un buen empleo, o comprar una casa, o realizar un viaje, de lo contrario [1].

También hay una visión de los jóvenes que viajan solos por el mundo, deseosos de conocer otros lugares y se encuentran de pronto con tecnologías muy avanzadas de las cuales no pueden salir.

Es conocido que los adolescentes pasan horas delante de la pantalla, conectados a la red Internet. Aunque a veces sus juegos se ven complicados con otros intereses y los lleva a perder por completo sus destinos, quedando en manos de extraños.

San Junípero: Con una importante aceptación por parte de la crítica, el cuarto episodio de la tercera temporada que trata de San Junípero, ha obtenido dos premios Emmy, además de otros reconocimientos y nominaciones. La temática se desarrolla en dos tiempos, 1987 y 2040. Vidas pasadas, cargadas por máquinas que les dan a las personas, posibilidades de seguir viviendo eternamente en San Junípero, un lugar paradisíaco, que solo los autómatas pueden mantener en esa virtualidad. Una temática que ha sido tratada por el cine en distintas ocasiones y versiones.

La tecnología aplicada al interés militar es una de las más escalofriantes historias de black mirror. Cómo a través de un software se podría cambiar la realidad y ver una virtualidad donde los enemigos son monstruos que deben ser exterminados. El viejo tema del exterminio de aquellos que no están con la visión de los poderosos.

La temporada 4 es la que ha experimentado un giro en el guion con respecto a las otras. A mi entender se acerca más a las viejas historias de “The Twilight Zone” (1959) conocida en Latinoamérica como “La dimensión desconocida”

USSCallister

U.S.S. Callister: se desarrolla en un ambiente muy parecido a la conocida Enterprise de Star Trek. Surrealista, poco creíble, pero con una connotación a universos Matroska.

Arkangel: cuenta de una madre que, a punto de perder a su hija en un parque, se suma a un programa avanzado de control. Le implantan un chip que le indica su localización y otros datos. Es inquietante la temática y la obsesión de la madre se va haciendo cada vez más opresora, llegando a ajustarle una función del chip implantado que logra pixelar los objetos traumáticos a la niña. La dirección es de Jodie Foster.

Crocodile: Nos recuerda un guion de terror de 1997 “Se lo que hicieron el verano pasado”. La temática es la misma. Una pareja va por la carretera y atropella a un hombre en bicicleta. La compañía de seguros debe comprobar qué ha ocurrido. Todo se va complicando hasta transformarse en una bola de nieve. Con un final sorprendente e inesperado donde vuelve a estar la tecnología presente.

Hang the DJ: trata la temática social de las citas a través de las redes de encuentros. Muy bien llevada la trama y se resuelve de una manera natural e ingenua. Vemos la aplicación tecnológica hacia fines sociales en forma distinta y adecuada a las vivencias de cada uno de los participantes.

Metalhead:  un mundo postapocalíptico donde los autómatas guardianes provistos de un software nos tienen en vilo durante todo el capítulo, el cual es en blanco y negro creando ese efecto añoso y metálico que envuelve la temática.

Black Museum: el último episodio de la cuarta temporada, es el más parecido a las historias mencionadas de la “Dimensión desconocida” son tres historias con el toque tecnológico, futurista y una noción que apareció por primera vez en “Metrópolis” de Friz Lang en 1927.

Todos tocan temas actuales. Estamos conviviendo con la cosa tecnológica, pero proyectados hacia una especulación futurista que nos hace repensar muchas de nuestras acciones en este hoy, tan ávido de respuestas.

Cuestionamientos morales, lo estúpido que podemos llegar a hacer y ser, con un celular y sus nuevas Apps, cada vez más sofisticadas. La esperanza de burlar a la muerte, renacer en otro tiempo, un camino que la humanidad ha querido encontrar siempre. “El ojo avizor del Rey” de la antigüedad son las cámaras de hoy que observan desde los lugares más inverosímiles.

Hace no mucho tiempo decíamos que los insectos serían los que heredarían la tierra, luego salieron a cruce los microbios y las bacterias como otros herederos. Hoy sabemos que además de ellos, los que sobrevivan al Apocalipsis serán nuestros autómatas con células solares. La paciencia es algo que no conocen, y el sol luego de la destrucción, saldrá irremediablemente, hasta que exista.

 

[1] Nota: Y por mucho que esto parezca un simple guion de serie futurista, en China ya es una realidad, de hecho, el sistema está funcionando desde hace algún tiempo, pero ahora el gobierno ha sido más abierto con su funcionamiento, indicando que los civiles con malas puntuaciones no podrán abordar trenes ni aviones.

 

Fotos: Netflix, Inc.


Monica Marchesky

uruguay-162455_640

Mónica Marchesky

Nació en Salto, Uruguay, 1959. Poeta, novelista y ensayista uruguaya. Se la vincula al Grupo Surrealista del Río de la Plata. Un cuento gótico de su autoría fue publicado en: III Premi Literari de Constantí – Narrativa Breu. (Tarragona-España, 2005). Participó en el festival de cuento breve del Centro Toluqueño de Escritores y varios de sus trabajos fueron recogidos en la antología: Los mil y un insomnios (Toluca–México). Primer premio ensayo y Primer premio cuento en concurso Dr. Alberto Manini Ríos. Mención con publicación del cuento “Flores Exóticas” (2007) en el Primer Concurso Nacional de Cuentos Paco Espínola, organizado por la Biblioteca Nacional y Radio Difusión Sodre. Mención con publicación en 6º Concurso de Minicuentos de Antel (2012), convocado por la Biblioteca Nacional y La Máquina de Pensar. Es co-fundadora del Grupo Fantástico de Montevideo. Fundadora de 11/12/13 Grupo Surrealista de Uruguay. Directora en MMEdiciones. Coordinadora de Escritores Creativos, Taller de Narrativa. Participó en los años 2013/14/15/16/17/18 de Ruido Blanco, Antología de Ciencia Ficción Uruguaya. Un poema suyo pue publicado en Vericuetos 26 “Literatura Uruguaya Contemporánea” (París-Francia 2014).

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.